Advierten «crisis de salud pública» en Panamá por embarazos en jóvenes

Advierten «crisis de salud pública» en Panamá por embarazos en jóvenes
agosto 31 14:10 2016 Print This Article

Panamá enfrenta una «crisis de salud pública» a causa del aumento de los embarazos y las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) en los adolescentes, debido a la escasa educación sobre sexualidad, advirtió la Asociación Panameña para el Planeamiento de la Familia (Aplafa).

«El problema que existe ha llegado a ser una crisis de salud pública, no sólo por embarazos en adolescentes, sino por la alta incidencia de ETS, muchas de ellas prevenibles si se diera la información», aseguró en rueda de prensa el cardiólogo y miembro directivo de Aplafa, Daniel Pichel.

El organismo que está a favor de un polémico proyecto sobre educación sexual, que se encuentra estancado en la Asamblea Nacional (AN-Parlamento), aseguró que cada día en el país se producen 32 embarazos entre jóvenes menores de 20 años.

Según un informe del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud, sobre vida sexual, ETS y embarazo en adolescentes de 14 a 18 años de escuelas públicas de ciudad de Panamá, 8,6% de las jóvenes ha estado embarazada y 3,4% de los varones embarazó a alguien.

Mientras que 27% de la población había presentando algún tipo de infección sexual, 36,3% mujeres y 13% a hombres, de acuerdo con el estudio publicado en abril y citado hoy por los miembros de Aplafa.

El galeno mostró su preocupación porque 98% de los encuestados no fue capaz de enumerar dos formas de prevenir el contagio del virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

De acuerdo con Aplafa, Panamá, junto con Afganistán, Pakistán y Qatar, tienen la tasa de infección de VIH más alta en el mundo.

El gerente de Panificación de la organización, Paul Córdoba, manifestó que de acuerdo con las estadísticas generales de adolescentes del Ministerio de Salud (Minsa), de enero a julio de 2016 se atendió a 5.809 adolescentes embarazadas.

El polémico Proyecto de Ley 61 sobre Políticas Públicas de Educación Integral, Atención y Promoción de la Salud, que sería debatido en el pleno de la Asamblea, se devolvió recientemente al primer debate (a la comisión parlamentaria), por el rechazo que mostraron distintos grupos.

Los detractores rechazan, por ejemplo, que los adolescentes puedan consultar a un médico sin consentimiento de sus padres o que se les enseñe a los niños las diferencias entre género y sexo.

La actriz y activista de Aplafa Rossana Uribe aseguró que privar de la educación sexual a los estudiantes del sistema público perpetúa el círculo de la pobreza, la deserción escolar, la transmisión sexual de enfermedades y embarazos en adolescentes.

«La mayoría de escuelas privadas en el país imparten educación sexual y los planteles públicos no. ¿Quién determina qué es bueno o malo para alguien, acaso el dinero o el poder?», cuestionó Uribe.

La portavoz sostuvo que a los adolescentes se les debe dar las herramientas para evitar los problemas generados por la falta de conocimiento en educación sexual.

Por esta razón, la entidad insta a que sectores de la sociedad se despojen de temores y asuman la responsabilidad de aprobar la Ley y la posterior aplicación de las Guías de Educación Sexual, un proyecto del Ministerio de Educación que también cuenta con el rechazo de sectores tradicionales.

Aplafa desarrolla programas y actividades dirigidas a la prestación de servicios médicos especializados y educativos en el cuidado de la salud sexual y reproductiva en los grupos en condición de pobreza y vulnerabilidad.

Deja tu comentario:
  Categories:
view more articles

About Article Author

Redacción El Click
Redacción El Click

View More Articles