Investigadores quieren registrar la Casa presidencial de Corea del Sur

Tras revisar el material facilitado por los fiscales sobre el caso de corrupción y tráfico de influencias que salpica a Park, han llegado a la conclusión que es necesario buscar pruebas en la Casa Azul

135
Un testigo observa tres retratos de la presidenta surcoreana Park Geun-hye. (EFE)

Los responsables de la investigación independiente sobre el caso de la “rasputina surcoreana” revelaron este viernes que quieren registrar la casa oficial de la presidenta Park Geun-hye.

El equipo de investigadores, tras revisar el material facilitado por los fiscales sobre el caso de corrupción y tráfico de influencias que salpica a Park, han llegado a la conclusión que es necesario buscar pruebas en la Casa Azul, explicó uno de sus portavoces en una rueda de prensa.

En este sentido, apuntó que se están buscando “los cauces legales” para hacerlo ya que en varios ocasiones la oficina presidencial negó el acceso a los fiscales del caso, que llevó la semana pasada a la destitución temporal de la presidenta.

Los responsables de la Casa Azul rechazan la posibilidad de un registro a la oficina presidencial alegando problemas de seguridad nacional pero han facilitado los documentos solicitados a los fiscales, señaló hoy el diario The Korea Times

El parlamento surcoreano aprobó el pasado viernes arrebatar a Park de sus poderes como jefa de Estado y ahora su futuro está en manos del Tribunal Constitucional, que se encargará de aceptar o rechazar su destitución en un proceso que podría alargarse hasta seis meses.
La fiscalía surcoreana ha señalado a Park como cómplice en el caso de corrupción encabezado por Choi Soon-sil, conocida como la “Rasputina surcoreana”.

Choi, amiga íntima de Park y actualmente en la cárcel, está acusada de haber intervenido en asuntos de Estado, a pesar de no ostentar cargo público, y haber extorsionado a empresas para obtener cuantiosas sumas de dinero que se habría apropiado parcialmente, entre otros cargos.

De manera paralela a las pesquisas del Tribunal Constitucional, una investigación independiente puesta en marcha por el Parlamento analiza este caso de corrupción y tráfico de influencias que ha indignado a sociedad surcoreana y movilizado a millones de ciudadanos en manifestaciones históricas.

 
Deja tu comentario: