¿Por qué investigan al padre David Cosca? Los detalles del polémico caso

Una confesión en un cuarto de hotel ha llevado al padre David Cosca a ser objeto de investigaciones y a ser apartado de su cargo

792
padre David Cosca
El cura es investigado por el homicidio ocurrido el 7 de julio en el hotel El Panamá Foto: Mi Diario

La muerte del ciudadano Eduardo Calderón, ocurrida en la habitación 47 del Hotel El Panamá el pasado 7 de julio, ha causado polémica en el país, porque en la investigación salió a flote el nombre de un cura: el padre David Cosca. 

MÁS NOTICIAS: Varela se ofendió cuando le preguntaron por el caso del padre Cosca

La fiscalía que lleva el caso tiene fuertes indicios de la participación de otra
persona, por lo que se realizan pruebas de extracción de fluidos (sangre o saliva). El cura separado David Cosca figura entre las personas a las que se les ordenó realizar las pruebas, y también están  Juan Pablo Hernández, Eric Salvador González Pimentel, Marlena Mariel Rodríguez Moreno, Valentín Calderón Calderón y a Jorge Humberto Aizpurúa González.

Todo esto porque según los informes  periciales del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses había sangre humana en la escalera y pasillos que conducen a las habitaciones N°47 y N°48 que resultaron positivo con el perfil genético de Hidadis Santos Saavedra (imputado) y la víctima.

¿Pero por qué el padre Cosca está siendo investigado?

El nombre del cura salió a relucir porque admitió haber reservado y alquilado la habitación #47 a nombre de Hidadi Saavedra, el imputado por el caso. Aclaró que esto lo hizo para aatender en confesión al imputado el 6 de julio -un día antes de que fuera asesinado- y luego se retiró del lugar.

Los familiares del hasta ahora único imputado por el caso han declarado que el cura lo conocía estrechamente desde hace muchos años.

La Fiscalía también investiga a una mujer que habría estado en la habitación el día en el que ocurrió el crimen, posterior a la confesión del padre. A ella también habría ingresado el victimario, quien era excuñado de la víctima

Se desprende de actos de investigación que el señor David Cosca Restrepo fue la persona que hizo la reservación de la habitación N°47 del Hotel El Panamá, el día 6 de julio de 2018″, reza el informe de la Fiscalía.

La procuradora Kenia Porcell dijo que aún no le han formulado cargos al cura y que ha colaborado con la justicia:  “El sacerdote rindió una entrevista, pero en estos momentos, lo debo señalar así, nosotros no le hemos formulado mayores cargos, él ha rendido entrevistas”.

En medio de este escándalo, el padre Cosca se mantiene separado de sus funciones y alojado en una casa de retiro en Las Cumbres, en el área norte de la ciudad capital.

Fuentes: Panamá América y Mi Diario de Panamá

Deja tu comentario: