Una travesía por América en automóvil inspira a dos emprendedores argentinos

Una travesía por América en automóvil inspira a dos emprendedores argentinos
septiembre 13 12:06 2016 Print This Article

Hace cinco meses dos jóvenes argentinos decidieron recorrer América en una camioneta, a la que apodaron la «gorda porota». Su misión, buscar la inspiración en las empresas sociales que van encontrando en el camino para crear una en su Buenos Aires natal a partir de las huellas de esta travesía.

Así describieron a la agencia de noticias EFE, Valentín y Mariano, «Huellas por América», un viaje que narran a través de las redes sociales y de su sitio web, en donde explican cómo aprenden de «organizaciones que trabajan para revertir problemáticas sociales de manera innovadora».

«Haciendo foco en las empresas sociales, queremos entender cómo, a través de la creatividad, el talento y la acción innovadora se puede mejorar la realidad de muchas personas», dice Valentin Abella, un administrador de empresas de 23 años de la ciudad de Buenos Aires.

Valentín recuerda que al terminar la universidad en el año 2015 decidieron recorrer en automóvil, desde California (EE.UU.) hasta Buenos Aires, «todos los países de Latinoamérica y conocer distintos casos de empresas sociales, es decir, las empresas que buscan generar una ganancia y también un impacto positivo en su entorno, solucionando algún problema social».

«Comenzamos a organizar el viaje el año pasado definiendo los países a los qué íbamos a ir, analizando las rutas y las distancias (..) y con nuestros ahorros y el apoyo económico en cada país de Assist Card pudimos comenzar hace cinco meses el viaje en San Francisco (California, EE.UU.)», agrega.

Su compañero, Mariano Sioli, también administrador de empresas, a sus 22 años ya había trabajado en una ONG como voluntario en Buenos Aires y en un banco, y se retiró para arrancar el proyecto.

Para Mariano el concepto de empresa social «no es nuevo en el mundo pero sí está tomando una tendencia y una fuerza más grande donde las empresas tradicionales están acercándose a este modelo más híbrido, más consciente de todo lo que las rodea y no solo buscar ganancias».

Con un entusiasmo particular, estos dos jóvenes emprendedores, amigos del alma a pesar de su rivalidad futbolera -uno es de River Plate y el otro de Boca Juniors- e incansables compañeros de un viaje por la geografía de América van aprendiendo de cada proyecto que conocen.

«Un ejemplo que nos llamó mucho la atención es una organización en México dedicada a la fabricación de paneles solares que instalan en viviendas rurales de bajos recursos donde no tienen acceso a la red eléctrica (…) lo hacen a través de varios modelos de negocio en los que unos los venden, o alquilan, o los dan en concesión».

Es un modelo de negocio dirigido a sectores bajos de la sociedad que necesitan la energía como en este caso «pero que se les cobra. No es asistencialismo, no es generosidad, no es donación. Es un servicio y es un producto entregado a la sociedad». concluye Mariano.

Otra empresa social que destacan los dos argentinos es una creada por un holandés que se llama X2AI y que desarrolla una aplicación de inteligencia artificial como si fuera un terapeuta para casos de estrés postraumático, «como un psicólogo virtual, muy aplicable en casos de desastres naturales o de problemas de desplazamiento de refugiados pero también puede ser aplicado en la vida común».

En su paso por México la «gorda porota», una Toyota Land Cruiser Prado que tiene 13 años en su haber y 223.000 km recorridos, los llevo hasta «Échale a tu Casa», una empresa que se dedica a la construcción de viviendas de bajo costo en conjunto con las comunidades y a través de un esquema de subsidios y con la misma visión encontraron en Guatemala «Cassa».

Así, según narra Valentín Abella, llegaron a Colombia desde Panamá donde, en Medellín, conocieron la experiencia de Agrupa, dedicada a ayudar comunidades vulnerables a través del trabajo comunitario.

Al dejar Colombia esperan Ecuador y Perú para pasar al sur del continente en Chile y Argentina.

«Cuando lleguemos a Buenos Aires, además de recuerdos y crónicas de viaje tomaremos todas las ideas para llevar a cabo una empresa social en Argentina y también nosotros contribuir a nuestra sociedad, quizás en el tema de las energías renovables o de las viviendas de bajo costo cuyo impacto en poblaciones deprimidas nos llamó tanto la atención».

Al verlos irse en su «gorda porota» llega a la memoria ese par de amigos argentinos que hace 64 años decidieron recorrer el continente para conocer sus bellezas y sus sufrimientos. Algo de inspiración social que seguramente dejaron en sus «Huellas por América» los argentinos Ernesto «Che» Guevara y su amigo Alberto Granado cuando hicieron la travesía en la motocicleta Norton a la que llamaban «La poderosa».

Deja tu comentario:
  Categories:
view more articles

About Article Author

Redacción El Click
Redacción El Click

View More Articles