Una economía panameña en picada presiona a los grandes a despedir empleados

Una economía panameña en picada presiona a los grandes a despedir empleados
noviembre 19 11:18 2018 Print This Article

La desaceleración económica que ha experimentado el país en los últimos años y con más rigor en el año 2018 ha hecho que las grandes corporaciones radicadas en el istmo tomen la determinación de reestructurar su personal, lo que se traduce en despidos que aumentan el índice de desempleo y demuestran que la economía panameña sigue en picada.

MÁS NOTICIAS: Suspendida hasta enero la mudanza a Merca Panamá

A principios de octubre, al término de una visita de una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), los expertos concluyeron que la economía panameña atraviesa un ciclo de desaceleración que comenzó hace más de un lustro y que ha «tocado fondo» este 2018, cuando el producto interno bruto (PIB) se expandirá solamente alrededor del 4%. 

El PIB en el primer semestre de 2018 apenas creció 3,7%, lo que comparado con el 5,4% del mismo periodo en 2017, refleja una «marcada ralentización en sectores clave».

Uno de los factores que promovió esa ralentización de la economía panameña en 2018 según el FMI fue la huelga sindical que entre abril y mayo pasados paralizó el neurálgico sector de la construcción. 

Hasta abril de 2018, las mismas cifras de la Contraloría General de la República revelaban que el desempleo en Panamá pasó de 5.5% a 6.1%. Esto significaba casi 14 mil personas que se sumaron a las filas de desempleo en un año.

Para el año 2017, se registraban 116 mil personas en edad productiva sin una fuente de ingresos. En el renglón de desempleo total, en 2016, había 102 mil 944 personas y en 2017 se incrementó a 116 mil 628.

Los «Grandes», los más afectados

Tagaropulos

La decisión fue comunicada a la Bolsa de Valores de Panamá. Foto: Panamá América

Las grandes corporaciones del país han sido las más afectadas por la desaceleración económica en Panamá. 

Desde mayo de 2018, la empresa Tagarópulos comenzó a hacer reestructuraciones y despidos masivos para enfrentar el tiempo de «vacas flacas» que se avecinaba. Tagarópulos S.A. es un consorcio de empresas dedicadas a la venta mayorista y minorista de 176 marcas nacionales e internacionales en dos importantes redes de supermercados y farmacias, además de manejar bienes raíces y otros negocios. 

El diario Panamá América informó que Tagarópulos reportó pérdidas anuales por un total de $4 millones 13 mil 587, lo que representaba más del 20% del patrimonio de la compañía al cierre del 2016.

En ese momento Robero Agüero, gerente general de Tagarópulos, explicaba en un comunicado que el entorno actual estaba cambiando «rápidamente» y por eso actuaban para mantener su competitividad. Comentaban sobre la «difícil decisión» de desincorporar a varios trabajadores de la compañía, que terminaron siendo posteriormente cientos de ellos. 

Pero en septiembre de 2018, la distribuidora Tagarópulos,S.A. anunció que emprendía el «cierre formal y ordenado de la empresa” además de que dio por terminados los negocios con las fábricas de las marcas que representaba y cualquier obligación ante terceros.

En una situación similar se declaró Rey Holdings Corp, que despidió a más de 700 personas en todo el país en el marco también de una reestructuración por grandes pérdidas económicas en el año fiscal 2017. 

Otra industria duramente afectada ha sido la de los juegos de azar. Se calcula que desde 2015 hasta la fecha -desde que comenzó a aplicarse el impuesto del 5.5%- los casinos han despedido 4,500 trabajadores fijos, sin sumarse los trabajadores eventuales o de labores tercerizadas, que podrían añadir otros 3,000 trabajadores más desempleados para un total de 7.500. Solo en 2018, se han perdido 500 puestos de trabajo en el sector. 

Por su parte Franquicias Panameñas S.A., la cual está compuesta por los restaurantes KFC, Pizza Hut, Chili’s, Taco Bell y Dairy Queen, también ha reportado pérdidas económicas significativas en el segundo trimestre del año que ascienden a casi 3 millones de dólares, por lo que tuvo que recibir un aporte de capital de $7 millones por parte de su accionista Hentol S.A., sociedad tenedora del 100% de las acciones en circulación Franquicias Panameñas S.A.

De acuerdo con los cálculos de Franquicias Panameñas S.A., no se observan por ahora indicios de que la recesión económica por la que atraviesa el país mejore a corto plazo.

En lo que concierne al sector turismo, se han perdido 25 mil empleos durante los últimos dos años. Solo en 2018 son 5 mil los puestos de trabajo que han quedado vacantes. 

La Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Panamá (CCIAP) advirtió recientemente que para apaciguar la baja, se deben entregar los recursos a un Fondo Mixto para la promoción del país. El turismo representa un 10% del Producto Interno Bruto de Panamá. 

Poca opciones de cambio en el corto plazo

Un informe elaborado por las firmas Latin Consulting, AIH Capital y AguaClara Consultores e Inversiones, al que tuvo acceso Prensa Latina, señaló como causas de la desaceleración la prolongada huelga de los constructores y la mala conducción de la economía por parte de la actual gestión gubernamental. 

Los analistas de dicha firma atribuyen el deterioro económico a las restricciones financieras gubernamentales para expandir el gasto y la inversión pública, y a la reticencia de las autoridades para implementar políticas que reviertan la tendencia macroeconómica.

En el primer semestre de 2018, según estos datos, tuvieron números rojos los créditos, puertos, contratos de trabajos registrados en el órgano laboral, ocupación hotelera, entrada de turistas, venta de autos nuevos, permisos de construcción, producción de concreto premezclado y cemento, entre otros renglones. 

Avizoran además que el «oscuro panorama del presente y futuro inmediato del crecimiento istmeño» estará marcado además por el aumento del desempleo, que por quinto año seguido, seguirá sumando desocupados. 

El economista Juan Javoné declaró para Panamá América que la ola de despidos que se han dado en los últimos seis meses en diferentes empresas del país reducirán el consumo y la inversión. 

La reducción del consumo presionará a que los empresarios del mercado interno no inviertan mucho más en los próximos meses, lo que indica que las cosas no van a mejorar al menos en lo que queda de este año.

Aparte del desempleo, el alto costo de la vida ha ocasionado que los consumidores hayan disminuido el gasto, y esto es un círculo vicioso para acentuar el deterioro de la economía. 

Redacción El Click con información de EFE

Deja tu comentario:
view more articles

About Article Author

Redacción El Click
Redacción El Click

View More Articles